Calvo: “El gobierno socialista no va a dejar ni un solo peso en la caja”

0

Audionota

Se terminó la diplomacia. Abandonando su habitual estilo conciliador, el senador provincial por el departamento Castellanos, Alcides Calvo, no escatimó críticas hacia la gestión socialista y anticipó un escenario sumamente crítico, sin liquidez y con un endeudamiento creciente.

Calvo, que integra el equipo del electo Omar Perotti en la mesa encargada de organizar la transición, se mostró muy preocupado por el nivel de gastos corrientes y la falta de respuestas por parte de la administración de Miguel Lifschitz.

“Hoy tenemos una provincia que tiene un nivel de déficit muy importante, más de 10.500 millones de pesos; y si se proyecta a fin de año serán 21.000 millones. A eso habrá que agregar el impacto que genere la reducción de coparticipación por las nuevas medidas nacionales, por lo que estaríamos en 23 o 24 mil millones de pesos a fin de año”, explicó el legislador.

“Cuando llegan estos momentos se nota lo que fue el verdadero despilfarro y la fiesta que tuvo el socialismo en estos últimos años, con la creación de áreas, secretarías y designaciones de funcionarios en todos los niveles”, cuestionó Calvo y recordó que “lamentablemente, hace un par de años, anticipamos que el gasto corriente iba creciendo en forma geométrica”.

El Senador refirió también a la posibilidad de modificar el Fondo de Obras Menores a fin de que municipios y comunas, muchos con graves problemas financieros, puedan utilizar los aportes para gastos corrientes. Pero señaló que sería una norma ficticia, porque “los recursos no están”.

“El 10 de diciembre, Lifschitz va a entregar el gobierno y no vamos a tener recursos reales para pagar sueldos y aguinaldos: no vamos a tener ni un solo peso en la caja”, anticipó Calvo y cargó contra la administración socialista acusándola de repartir subsidios y comprometer el erario con fines electoralista. “Para abonar los aguinaldos antes de las elecciones, cosa que no ha hecho ninguna provincia argentina, se gastaron 25 millones de pesos para girar en descubierto. Y para pagar los sueldos de julio, la provincia tomó un anticipo de coparticipación a un costo financiero de 45 millones de pesos”, detalló el senador.

“El gobierno que se va deja la caja diezmada, fruto de una muy mala administración”, insistió Calvo y sentenció: “El déficit es de ahora. No del 10 de diciembre. La provincia no tiene recursos para girar a los municipios. Por más que pidan adelanto de coparticipación o modificar el Fondo de Obras Menores, no hay plata”.

En el mismo sentido, el experimentado senador evitó referirse a la polémica “cláusula gatillo” para empleados públicos que implica una ajuste inmediato de los haberes según el indicador de inflación mensual. “Está en la Ley de Paritarias y de alguna manera hay que cumplirla. No la firmamos nosotros, así que no nos compete opinar. A partir del 10 se evaluará la situación, pero mientras tanto la tiene que cumplir Lifschitz”.  Y adelantó que van a revisar las todas designaciones que se hayan realizado en este tiempo, sin descartar la posibilidad de recurrir a la justicia si se detectan irregularidades.  “Veremos qué escenario nos dejan. Las auditorías empezarán a hablar, y si es necesario iremos a la justicia”, amenazó Calvo.

Comentá con tu usuario de Facebook

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here