El Concejo ya vibra con otra frecuencia

0
Publicidad

Por: Germán Thalman.

No fue solo un acto protocolar.

La ceremonia de presentación del nuevo Concejo municipal se convirtió en ensayo anticipado de la dinámica que tendrá el cuerpo deliberativo en los próximos años. Una especie de tráiler en el que los estilos y los posicionamientos políticos quedaron más que claros.

Más allá de los discursos de ocasión, hubo tiempo para que los referentes de la oposición dejen plasmada su mirada crítica. Así lo hizo notar el concejal Trinchieri, quien se manifestó disconforme por no haber logrado mayor interacción con el Ejecutivo. A su turno, el saliente edil Cattaneo también hizo hincapié en la necesidad de sostener el rol de contralor y repasó sus principales acciones al respecto.

Pero fue el retornado Bertoglio quien dio la nota con un discurso duro, frontal y distante de la habitual diplomacia de estos eventos. El nuevo concejal se despachó con un alegato que fustigó al Ejecutivo de turno y volvió a remarcar el rol independiente de su espacio.

Publicidad

“Estamos aquí porque nos duelen las Ordenanzas sancionadas que no se cumplen; nos duele que la Municipalidad controle poco y, a menudo, mal; que se gaste dinero -que no se tiene- durante un año electoral. Nos duele que la Municipalidad se financie pagando tarde a los proveedores, pero aplique intereses al vecino cuando se atrasa en algún pago. Nos duele ver el estado de algunas instalaciones y vehículos municipales. Que se privilegie, en muchos casos, la lealtad por sobre la idoneidad. Nos duele la corrección política cuando es vacía, el fácil”, enumeró el legislador y le pidió a su compañera de banca que nunca se acostumbren a convivir con estas situaciones.

La proclama de Bertoglio, avalada a posteriori por su par María Alejandra Bugnon, sonó como un audaz contragolpe después del desplante de ayer, cuando el bloque oficialista optó por acompañar la candidatura de “Marita” Ferrero como presidenta del cuerpo. En el PDP no habrían aceptado los condicionamientos futuros a cambio de recibir el apoyo del oficialismo y mantuvieron su posición neutral. Como desquite, el Frente Progresista impulsó a la concejala de Cambiemos, a la que habían denostado hace dos años, y forzaron un empate que el sorteo terminó por resolver. Hoy, Bertoglio jugó su ficha, y seguramente no será la última.

Comentá con tu usuario de Facebook
Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here