El Congreso busca regular el teletrabajo

0
Publicidad


Audionota

El Senado de la Nación ya se encuentra analizando el proyecto de Ley que regula el teletrabajo y podría incluir modificaciones al texto original que había recibido media sanción por parte de la Cámara baja hace un par de semanas.

Diputados acordó el proyecto luego de evaluar dieciocho iniciativas de distintos bloques políticos y enriqueció el debate en reuniones con referentes de sectores gremiales y empresariales.

Publicidad

Patricia Mounier, diputada santafesina por el Frente de Todos, comentó que se trata de una norma general que después deberá ser regulada por cada gremio, en sus convenios colectivos, según las condiciones de cada rubro. Pero refirió que el objetivo es generar un marco de preservación de los derechos laborales, individuales y colectivos, trasladando las atribuciones de una actividad presencial a la modalidad de teletrabajo, muy desarrollada en estos tiempos de pandemia.

Mounier destacó los principales aspectos de la normativa, como el derecho a la desconexión, la voluntariedad del trabajador de optar por esta modalidad o revertirla si fuese su decisión y la obligatoriedad del empleador de brindar todos los elementos necesarios para la prestación de los servicios. Y destacó que se haya incluido un permiso especial para interrumpir la jornada laboral cuando el trabajador tenga niños, discapacitados o adultos mayores a su cargo.

“La relación laboral se sigue rigiendo por la Ley de Contrato de Trabajo. Solo cambian algunas condiciones en las que se va a dar esa contraprestación” remarcó la legisladora. Y expresó que la carga horaria es la misma que en la presencialidad, por lo que toda dedicación extra deberá ser remunerada como tal.

En el mismo sentido, aclaró que la forma en que el empleador cubra los gastos será definida en los convenios colectivos. Podría darse a través de un plus o con la compra directa de insumos y las herramientas para la conectividad.  Incluso, también deberá proveer el mobiliario ergonómico para garantizar una correcta postura laboral.

Respecto de la aplicación de los seguros por accidentes laborales, uno de los puntos que genera más discusión en el Senado, se establece que el empleador tendrá una cobertura general, pero los detalles van a tener que plantearse al momento de la reglamentación. También se deberá definir el método de fiscalización por parte del empleador que requerirá la participación del sindicato.

Los principales puntos del proyecto

* Derecho a la desconexión digital. Establece la prohibición de que el empleador se comunique con el trabajador fuera de la jornada laboral, además del derecho de pautar horarios compatibles para quienes tengan que cuidar a menores de 14 años, personas con discapacidad o adultos mayores dependientes.

* Principio de voluntariedad. Contempla que “el traslado de quien trabaja en una posición presencial a la modalidad de teletrabajo, salvo casos de fuerza mayor debidamente acreditada, debe ser voluntario y prestado por escrito”.

* Derecho a la reversibilidad. Permite que “el consentimiento prestado por la persona que trabaja en una posición presencial para pasar a la modalidad de teletrabajo podrá ser revocado por la misma en cualquier momento de la relación”.

* Elementos de trabajo. El proyecto fija la obligación por parte de las empresas de brindar el equipamiento (hardware y software), las herramientas de trabajo y el soporte necesario para el trabajo a distancia, mientras que la compensación por los mayores gastos en conectividad y/o consumo de servicios que deba afrontar la persona que trabaja bajo la modalidad del teletrabajo “operará conforme las pautas que se establezcan en la negociación colectiva” y quedará exenta del Impuesto a las Ganancias.

* Jornada laboral. Dispone que la jornada laboral “debe ser pactada previamente por escrito en el contrato de trabajo de conformidad con los límites legales y convencionales vigentes, tanto en lo que respecta a lo convenido por hora como por objetivos”, y establece que los teletrabajadores gozarán de “los mismos derechos y obligaciones” que las personas que trabajan bajo la modalidad presencial.

* Información laboral y derechos sindicales. La iniciativa delega en el empleador la garantía de protección de la información laboral y le impide “hacer uso de software de vigilancia que viole la intimidad”, mientras que se incluyen dos artículos que hablan de los derechos sindicales de quienes ejercen el teletrabajo, iguales a los de la modalidad presencial.

* Derecho a la intimidad. Se dispone que “los sistemas de control destinados a la protección de los bienes e informaciones de propiedad del empleador deberán contar con participación sindical a fin de salvaguardar la intimidad de la persona que trabaja bajo la modalidad de teletrabajo y la privacidad de su domicilio”.

* Seguridad e higiene. Se establece en el proyecto aprobado que “la autoridad de aplicación dictará las normas relativas a higiene y seguridad en el trabajo con el objetivo de brindar una protección adecuada a quienes trabajen bajo la modalidad laboral del teletrabajo” y se advierte que “el control del cumplimiento de esta normativa deberá contar con participación sindical”.

* Prestaciones trasnacionales. La iniciativa contempla “las prestaciones trasnacionales de teletrabajo”: allí “se aplicará al contrato de trabajo respectivo la ley del lugar de ejecución de las tareas o la ley del domicilio del empleador, según sea más favorable para la persona que trabaja”.

* Vigencia y registración. Se dispone que la ley entrará en vigor 90 días después de que finalice el aislamiento obligatorio y obliga a las empresas que desarrollen el teletrabajo a registrarse en el Ministerio de Trabajo, “acreditando el software o plataforma a utilizar y la nómina de las personas que desarrollan estas tareas, las que deberán informarse ante cada alta producida o de manera mensual”. Y prevé que “esa información deberá ser remitida a la organización sindical pertinente”.

“La vuelta a las aulas va a estar dificultosa”

La diputada santafesina, también representante del Sindicato de Docentes Privados (SADOP), declaró que el regreso a las aulas estará determinado por las autoridades sanitarias,  nacionales y provinciales, pero anticipó que “veo con dificultad la aplicación de los protocolos, porque muchas escuelas no están preparadas para cumplirlos”.  

Mounier hizo hincapié en la falta de infraestructura escolar, que no permitiría asegurar el distanciamiento social requerido, sumado al riesgo de que la actividad docente se vea duplicada, al tener que dar una atención presencial y otra remota.

Además, la dirigente sindical señaló que, en el caso de Santa Fe, “antes de volver a las clases tenemos que tener paritarias”, y cuestionó la decisión del gobernador de cerrar unilateralmente las negociaciones. “Primero debemos acordar el salario y las condiciones de trabajo y después volver a la escuela, como hacemos todos los años antes de iniciar el ciclo lectivo”, resaltó.

Comentá con tu usuario de Facebook
Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here