La comunidad pidió juicio político para las fiscales

0
Publicidad


El comunicado resonó con dureza. “Si no actúan con la responsabilidad funcional que les corresponde,  acá va a haber muertos, inocentes, ciudadanos, vecinos. A la inseguridad, a la complicidad judicial y a la anemia de los funcionarios elegidos, les decimos ¡basta, basta, basta!”.

Así clamó la comunidad de sunchales, de manera pacífica pero con un estruendoso bocinazo que rompió la quietud de la cuarentena en la tarde de este sábado.

El petitorio, dirigido especialmente a las autoridades locales y legisladores de la región, será entregado formalmente el día lunes al intendente Toselli quien esperaba junto con su gabinete en el Palacio municipal, pero su contenido ya sacudió la pereza pueblerina. “Ustedes son los directos responsables de la intranquilidad que tenemos, de los miedos que sentimos, de vivir encerrados y con temor”, denuncia el texto refiriendo las ineficientes o negligentes respuestas a los reiterados planteos ya realizados.

Publicidad

“No aguantamos más, no toleramos, no soportamos más. Esta barbarie se tiene que terminar. Y todo debe ser dentro del marco de la institucionalidad, el derecho y la democracia”, insiste la proclama que pone al resguardo el accionar policial, desamparado por la liviandad del sistema judicial. 

“Estamos viviendo en el mundo del revés, donde algunos fiscales tratan a los policías como delincuentes y a los delincuentes como inocentes; y nosotros, la sociedad, a expensas de estos últimos, siendo devorados de a pedacitos todo el tiempo”, enfatizaronn los vecinos autoconvocados apuntando directamente a las fiscales Lema y Korakis, a quienes acusan de ser “absolutamente benévolas con los imputados, en la recolección e interpretación de las pruebas y su responsabilidad”.

En el mismo sentido, en el primer punto del petitorio se exige el juicio político a las mencionadas fiscales y se reclama la inmediata creación de una fiscalía con asiento en nuestra ciudad. Además, se piden quince efectivos policiales con exclusivas funciones en tareas de seguridad, con todo el equipamiento necesario, cuatro móviles y el acondicionamiento de la comisaría local o la construcción de una nueva con cuatro calabozos.

Además, se pidió georreferenciar los hechos de inseguridad y subirlos a una web de acceso público por tipo de delito y fecha del hecho, dar funcionamiento permanente al Comité Consultivo de Seguridad con participación de los vecinos y permitir acceso informático vía web del poder judicial, de las causas penales vinculadas a delitos contra la propiedad, la autoridad, y las personas.

La “marcha de las bocinas” fue multitudinaria y prácticamente cubrió las dos manos de Avenida Yrigoyen, con epicentro en la rotonda de calle Güemes, teniendo como paradójico fondo a los muros que enarbolan los valores de la cooperación, como «Justicia y Solidaridad».

Comentá con tu usuario de Facebook
Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here