Mántaras: “La baja temporal de las retenciones es solo un parche”

0
Publicidad



Dirigentes rurales agrupados en la Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe –Carsfe- cruzaron duramente al gobierno nacional tras la decisión de rebajar temporalmente tres puntos en los derechos de exportación para algunos productos agropecuarios.

“Es una medida que no convalidamos, no nos genera opiniones favorables ya que termina siendo una transferencia de recursos de los productores hacia los sectores agroexportadores”, señaló Ignacio Mántaras, vocero de la entidad santafesina. Y respecto de las compensaciones para los pequeños y medianos agricultores indicó que “es una medida que ya fue anunciada a principios de este año, pero nunca se implementó”.  

“En el comienzo de la gestión de Alberto Fernández se estableció por ley que los derechos de exportación solo pueden ser modificados con acuerdos entre el Ejecutivo, el Legislativo y el Consejo Federal Agropecuario, que representa a todas las entidades del interior. Ese ámbito nunca se generó, ni se consultó a las bases”, cuestionó.

Publicidad

En el mismo sentido, Mántaras manifestó que “las grandes empresas agroexportadoras, que hace dos meses eran vapuleadas por el gobierno cuando se discutía el tema de Vicentin, ahora son los principales beneficiaros de esta medida”. Y explicó que el 65 % de la producción de soja ya fue liquidada, con una retención al 33 %. “Ahora, estas grandes empresas, si industrializan esos granos, pueden ganar hasta 6 puntos con la modificación”, sentenció.

“Los productores no especulamos con el valor del dólar a la hora de vender la soja”, manifestó el dirigente rural y detalló que en la última campaña se cosecharon 49.6 millones de toneladas, de las que ya se entregó el 65 %.  Según explicó, ese volumen es habitual para esta parte del año: El productor conserva un remanente que va liquidando en función de sus necesidades para la próxima campaña, es decir que lo usa como capital de trabajo para adquirir semillas, maquinaria o cubrir alquileres. “Esa venta es también una inversión, pero lamentablemente se hace a un valor de dólar blue, que agiganta la brecha entre lo que se percibe por vender los granos –unos 53 pesos por dólar- y lo que tiene que pagar cuando se compran insumos”, señaló.

Previsibilidad y “dilemas de adolescentes”

Mántaras también reflexionó sobre la constante modificación de las cargas impositivas y el lugar que ocupa la producción agropecuaria para el gobierno nacional: “Necesitamos previsibilidad en la actividad, no un cambio constante de las reglas durante una campaña. Estos volantazos no generan confianza. Con esta medida tal vez puedan lograr que ingresen divisas, pero el problema de fondo, que es la brecha cambiara, no se va a resolver así: No es la solución de fondo, es solo un parche”, sentenció.

Y recalcó: “Sufrimos permanentes ataques desde distintos sectores del gobierno. Les cuesta solidarizarse cuando las cosas nos van mal, como con la sequía o con el tema de los silobolsas. Hay una clara animosidad contra el campo, pero después salen corriendo a sacarse una foto cuando hay un embarque de granos o necesitan que se liquiden divisas. Parecen adolescentes con dilemas ideológicos, eso es grave”, ironizó.

“Estamos dispuestos a aportar nuestra mirada para buscar soluciones a los problemas sociales de nuestro país, pero hasta ahora no fuimos convocados. Tal vez no nos consideran parte de la solución. Argentina sale adelante con acuerdos entre todos, apelamos a que eso ocurra”, concluyó.

Comentá con tu usuario de Facebook
Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here