Stolbizer: “La emergencia no justifica cualquier cosa”

0
Publicidad


Audionota

Entrevista exclusiva con la exlegisladora y fundadora del Partido GEN.

Quince reflexiones sobre la situación de emergencia, el futuro de las causas por corrupción. El rol de la Oficina Anticorrupción y de la Justicia. La necesidad de reformas estructurales. La negociación de la deuda y la falta de un plan económico. La decepción política de 2019. Elogios a Toselli y un futuro electoral diferente.

Publicidad

Por momentos da la impresión de que hay cierto aprovechamiento de la situación. Me preocupa no tanto en términos políticos, sino en los económicos e institucionales. Si bien es razonable que el Presidente concentre una cantidad de decisiones en situación de emergencia, no es razonable que tengamos dos poderes del Estado prácticamente parados. Esa delegación no es buena y el aprovechamiento del Poder Ejecutivo de esta situación es menos buena

La emergencia no justifica cualquier cosa y no permite que no que se cumplan todos los procedimientos y normas para garantizar transparencia en el manejo de los recursos públicos. Los sobreprecios en las compras de alimentos es de una gravedad enorme y el intento es minimizar el tema.

El Presidente no ha constituido un comité de crisis para que lo asesore en cuestiones económicas, sociales, productivas, laborales. No se puede abusar de la situación de emergencia porque no hay nadie que salga a la calle a protestar, pero razones para protestar habría muchas.

No creo que sea una decisión aislada del Jefe de la Oficina Anticorrupción. Responde a una estrategia mucho más amplia, más profunda: la falta de voluntad de seguir adelante con los procesos.  Son causas muy contundentes, los delitos se cometieron y las pruebas están. No es solo una denuncia, son causas que ya están listas para ir a juicio oral.

Entre muchas cosas malas que le debemos al gobierno de Macri está también en que desperdició cuatro años en no fortalecer la Oficina Anticorrupción, sino que la terminó degradando. Esa Oficina, que debería tener un rol muy importante, no ha tenido desde hace mucho tiempo independencia y autonomía. Estos hacen lo mismo que los anteriores.

No hay ninguna voluntad política, estas cosas lo que intentan es construir un camino de impunidad. Esa es la realidad de la Justicia. En Argentina, el promedio de duración de las investigaciones judiciales por las causas de corrupción es de catorce años.

La reforma judicial, que es necesaria, debería apuntar a resolver los problemas que la Justicia tiene y no los problemas que tienen los que están en el poder. Lo importante es que las reformas surjan de un gran acuerdo y con criterios técnicos.

La reforma tributaria es muy necesaria. Es fijar criterios para tener un sistema impositivito estable y equilibrado. Hay que hacer una reforma estructural. La reforma impositiva es necesaria para discutir cómo repartimos y como hacemos más justo la distribución de lo que tenemos, pero antes tenemos que discutir cómo hacemos más justa la recaudación. En Argentina terminan pagando más impuestos los que producen y consumen. Son impuestos recesivos.  

Después hay que saber cómo se reparte. Ahí va la discusión de la coparticipación y del sistema previsional. Pero primero sepamos cómo conformamos la masa de recursos para hacer sustentable el sistema.

Son reformas indispensables: impositiva, previsional, judicial, y una profunda reforma del sistema educativo. Cómo adaptamos la educación al futuro del trabajo. Generar nuevos puestos de trabajo a partir de la incorporación de otros contenidos. La educación en Argentina atrasa 100 años.

El gobierno perdió mucho tiempo. Necesitamos que esta situación se arregle. Hoy con la pandemia hay condiciones favorables. Se debe intentar buscar un acuerdo. Pero la deuda no debe ser la única preocupación del equipo económico. Lamentablemente yo creo que el plan no existe. Hay una utilización de la emergencia porque eso permite tapar esos déficits.

El año pasado fue muy decepcionante, en lo político y lo electoral. Siempre puse las convicciones por sobre las conveniencias. La primera frustración fue ver una reedición de la polarización de la grieta tan extrema que eliminaba cualquier chance de quien no se sentía parte de esos extremos.

Y la frustración del intento que quisimos hacer junto a Lavagna, porque ni él ni la gente que estaba cerca de él supo entender el desafío y la oportunidad que tenía.

Tenemos que poder expresar a muchos sectores que no están de acuerdo con este gobierno ni con el anterior. El Frente Progresista en Santa Fe es  una opción. El progresismo no es rótulo. Es capacidad de gestión y se demuestra en la gestión. Gonzalo Toselli es la expresión más clara de lo que yo puedo expresar retóricamente, él lo expresa en la gestión de todos los días.

Prepararnos para una Argentina diferente, desde lo político y electoral. Todas las coaliciones van a tener que repensarse. Nada va a ser igual.

Comentá con tu usuario de Facebook
Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here