Richiger en la Exposición de Palermo: “El productor agropecuario es incansable”

0
Publicidad



Una vez más, Richiger, la reconocida industria sunchalense, mostró su potencial en la tradicional Exposición Rural de Palermo. En un contexto marcado por la incertidumbre política, la tensión con el sector agropecuario y las expectativas por el cambio del gabinete económico, el campo y las empresas vinculadas con la actividad primaria dejaron su firma revalidando la importancia que tienen al ser el principal motor de la economía nacional.

A diferencia de las otras ferias agropecuarias dinámicas, Palermo tiene la particularidad de ser una exposición que se realiza en una gran nave cerrada, lo que permite un contacto muy directo con los potenciales clientes y operadores de maquinarias. “Se disfruta a pleno la posibilidad de dialogar con mucha gente, con la mística que significa llevar toda la actividad del campo al centro de Buenos Aires. Para nosotros fue una experiencia muy positiva”, expresó Gabriel Richiger, titular de la empresa.

“El productor agropecuario es incansable, está siempre con un proyecto de inversión. Eso se ve tanto en el ámbito industrial, incorporando maquinarias muy tecnificadas, como en otros rubros, como el de la genética ganadera, donde se han visto operaciones muy interesantes que demuestran una constante proyección al crecimiento”, señaló el empresario.

En el mismo sentido, Richiger desestimó los argumentos que pretenden sindicar a los productores rurales de tener una actitud especulativa y apuntó contra la dirigencia política por desconocer la dinámica del sector: “El gobierno no conoce cómo funciona la cadena de valor del productor agropecuario, en particular la del agricultor. Con la aparición del silobolsa, el productor tiene una oportunidad de manejar una herramienta de cambio que le permite mantener el valor de su producción en todo momento, sobre todo en períodos inflacionarios como estos”, explicó.

“El sistema de silobolsa trajo muchísimas ventajas para el acopio de granos, pero también es un resguardo de valor para el productor. Con esa moneda de cambio puede planificar el pago de alquileres, la compra de semillas, insumos, fertilizantes y financiar su próxima campaña”, expresó.

La industria sunchalense es líder en la producción de máquinas embutidoras y extractoras de granos, un sistema muy desarrollado en nuestro país que se sigue imponiendo en gran parte del mundo. Pero el silobolsa no sólo se usa para guardar granos de soja, como suponen quienes no conocen el mundo agropecuario, sino que tiene múltiples aplicaciones en rubros diversos. “Nosotros nos especializamos en hacer una máquina para guardar en el silobolsa cualquier opción que se necesite: grano seco, quebrado húmedo y hasta forraje de planta entera que incorporamos ahora”, remarcó.

Sobre la incertidumbre política y económica, Richiger se mostró expectante y confió en revertir la crisis. “Tenemos una gran oportunidad. Con algunos cambios, podemos reposicionarnos y empezar a resolver algunos problemas serios, como la situación de pobreza. Pero hay que tomar decisiones coherentes para que la cosa se pueda encaminar”, enfatizó.

“El gobierno se tendría que acordar más de las empresas que exportamos, de las que agregamos valor a los productos. Nosotros transformamos las hojas de chapas y las barras de hierro en máquinas que van al mundo, con mucho trabajo de distintos proveedores nacionales”, refirió el empresario, comparando su rubro, que requiere no más de un 5 % de insumos importados, con el de las automotrices, que demandan más del 40 %.

“Hoy estamos perdiendo competitividad, trabajando prácticamente a pérdida para mantener mercados que nos costaron mucho esfuerzo conseguir, pero del que también llegan los dólares que la economía necesita”, expresó. “No necesitamos privilegios, solamente tener reglas claras. En cada crisis perdemos, pero siempre nos recuperamos”, concluyó con optimismo.

Comentá con tu usuario de Facebook
Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here