El «Pinottismo» quiere volver a demostrar su peso con un candidato de experiencia

0
Publicidad


Daniel Bernini habla poco y responde lo justo. No parece encuadrar con el formato típico de un político en campaña, locuaz y verborrágico, que trata de encantar con un relato impostado. Así todo, no se escapa a la hora de dejar definiciones contundentes que demuestran un convencimiento pleno -propio y del espacio que lo respalda- para explicar las decisiones tomadas.

Con 54 años, Bernini será el candidato más longevo en un tablero en que prevalecen figuras nuevas y con poca experiencia en la función pública.  “Me siento bien porque eso se compensa con muchos jóvenes que me acompañan en la lista”, señala.

Su dilatada militancia partidaria y el paso por distintos cargos en el Estado, tanto a nivel provincial como local, solventaron el respaldo de su espacio para postularlo en la interna del oficialismo. “He estado en áreas complejas, como seguridad o desarrollo social, eso da una experiencia invalorable”, declara.

“Mi candidatura responde a una decisión colectiva del partido”, argumenta y redobla la apuesta diciendo que “el socialismo de Sunchales es uno solo”, en alusión a la otra lista que a último momento se anotó para competir en la interna. Es que su nominación tiene como principal respaldo al actual diputado provincial, Pablo Pinotti, y a la línea que emana del exgobernador, Miguel Lifschitz, en una movida que sienta precedentes para el futuro político del Frente Progresista.

A pesar de intentar conformar una lista de unidad, finalmente el socialismo local decidió jugar con candidatos propios. “Nuestro Frente puede tener miradas diferentes ante determinados temas, pero eso lo fortalece”, explica el precandidato y desmiente que esta situación haya molestado al Ejecutivo.

Y finalmente, también justifica que no es un condicionante para su postulación que su pareja sea actualmente una legisladora en funciones: “Nosotros hace años que estamos vinculados a la política y ocupando distintos cargos públicos”. Y remarca que “a Andrea (Ochat) no le ha temblado el pulso para avalar una Minuta de Comunicación dirigida a mí área”.

El elector soberano lo definirá con su voto

Comentá con tu usuario de Facebook
Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here