Publicidad

Por: Germán Thalman.

La “ola amarilla” pasó con vigor por nuestra ciudad y conmovió el mapa político local, consagrando vencedora a la lista encabezada por la productora rural María José Ferrero, debutante en una compulsa electoral. A marcada distancia y con cierta paridad de votos se ubicaron las listas que representaron al oficialismo y al vecinalismo, quienes igualmente consiguieron una banca para el próximo Concejo.

La sorprendente elección que marcó el triunfo de la Cambiemos en nuestra ciudad se ubica en consonancia con lo ocurrido mayoritariamente en el resto del Departamento Castellanos y en casi toda la Provincia. Contra todos los pronósticos, Ferrero se llevó la elección aprovechando al máximo el apoyo recibido por parte de las principales figuras del Gobierno Nacional y transitando una campaña prolija en la que supo capitalizar esa adhesión al proyecto liderado por Mauricio Macri para torcer la historia política local.

El oficialismo, por su parte, sufrió un duro revés, cosechando unos 2800 sufragios y superando por apenas 300 al retornado exintendente Trinchieri. Aunque Lamberti conservará su escaño, el Frente Progresista perderá un representante en el Concejo Municipal y deberá revisar los lineamientos de la gestión encabezada por Toselli, ya que el magro resultado es un indudable llamado de atención a su gestión, insospechado antes del domingo.

El vecinalismo logró, con lo justo, su primera meta tras la hibernación: Trinchieri retomará la función pública y tendrá margen para pergeñar nuevas estrategias políticas, al resguardo de una banca que lo cobijará durante cuatro años.

El Justicialismo, en tanto, pagó nuevamente caro el costo por no poder conciliar a todos los referentes en una postulación única: Bolatti quedó cuarto, a menos de 500 votos de Trinchieri, mientras que Migliori, con partido propio, quedó lejos con un millar de sufragios, los que hubiesen sido suficientes para que el partido conservara la banca que dejará Oscar Girard.

Finalmente, la experiencia innovadora de presentar una lista conformada íntegramente por mujeres no resultó ser lo suficientemente atractiva, consiguiendo apenas 1200 votos. Fue el resultado de un trabajo digno pero que terminó lejos de ser una opción competitiva.

Lecturas similares para Diputados

La elección de Diputados Nacionales convalidó la tendencia impuesta en las Primarias de agosto y terminó siendo de innegable influencia para la compulsa  local, más allá de que los sistemas electorales utilizados hayan sido diferentes.

La lista encabezada por Albor Cantard, de Cambiemos, por poco no llega a la histórica cifra de 7000 votos, prácticamente duplicando los cosechados hace dos meses. Un fenómeno impactante que se repitió en todo el mapa provincial y consolidó a los postulantes locales.

Los sunchalenses aportaron 3200 votos a la candidatura de Agustín Rossi, aumentando en casi 1000 los obtenidos en las Primarias. La cifra es aún mayor a la suma de las fracciones conseguidas por Bolatti y Migliori, ambos afuera del futuro Concejo.

El “Efecto Contigiani” tuvo réplica en octubre y se fagocitó a los candidatos locales del Frente Progresista. El delfín de Lifschitz pudo sumar apenas 700 más votos al escaso guarismo cosechado en agosto y terminó en una cifra apenas inferior a la obtenida por Lamberti para Concejal. Doble fracaso que obligará a replanteos en todos los niveles.

Comentá con tu usuario de Facebook
Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here